Hay circunstancias y situaciones específicas en las que es lógico que una persona tenga mayores cuidados con su cuerpo, debido a que depende de él para esa actividad en concreto. Por ejemplo, un artista debe de monitorear la salud visual y un cirujano la integridad de sus manos. En el caso de los deportistas, la fisioterapia es imprescindible. Ya que esta les permite cuidar de la salud muscular que necesitan para mantener su desempeño físico.

Sin embargo, muchos deportistas desconocen con qué frecuencia deberían de acudir a la fisioterapia. Es por ello que te explicaremos en qué escenarios es necesario que un deportista inicie un tratamiento fisioterapéutico.

 

¿Cuándo la fisioterapia es imprescindible para un deportista?

Como en muchas otras cosas de la vida, la necesidad de acudir a fisioterapia deportiva dependerá de que tan practicado sea el deporte por el paciente. Debido a que a mayor frecuencia, más riesgos existen de una lesión o de un esguince.

A su vez, cuando se trata de deportistas profesionales o de personas que participan en competencias semanales o mensuales, la fisioterapia es imperativa para cuidar la salud articular y muscular. Ya que a sí estarían asegurándose de que el cuerpo no se verá comprometido en estas actividades tan exigentes.

No obstante, si la persona ya ha sufrido una lesión deportiva es fundamental un tratamiento fisioterapéutico. Por el motivo de que seguir practicando las mismas actividades sin haber pasado por una supervisión fisioterapéutica sería un riesgo inmenso para la integridad del área de la lesión o del esguince.

 

Frecuencia fisioterapéutica aconsejada en algunas prácticas deportivas

La frecuencia aconsejada dependerá de factores como el tipo de lesión, su gravedad y el esquema que se emplee en la recuperación. Por otra parte, cuando se trata de fisioterapia preventiva o de mantenimiento, el panorama es menos estricto y da mayor libertad al paciente en cuanto horarios y compromiso.

En el mismo orden de ideas, en la fisioterapia preventiva se aconsejan las siguientes frecuencias para las visitas de deportistas aficionados u ocasionales:

  • Semanalmente cuando se está entrenando todos los días para una competencia de alto rendimiento como los triatlones.
  • Todos los meses cuando se practican deportes muy exigentes como el rugby o el fútbol americano.
  • De manera preventiva cada 6 meses cuando se entrará en un ciclo de competencias o de campeonatos como los que hay en el voleibol, el baloncesto o el fútbol.

 

Importancia de la fisioterapia para los deportistas

La fisioterapia resulta ser un recurso de suma importancia para los deportistas, principalmente por el hecho de que les permite enmendar lesiones que de no ser atendidas les impedirán seguir practicando esas mismas actividades.

Además, también mejora su calidad de vida eliminando las molestias, los dolores y las incomodidades que estos accidentes generan en el cuerpo del paciente. Todo esto mientras tienen la posibilidad de prevenir y reducir futuros riesgos.

Al acortar el tiempo de recuperación y al hacer una evaluación integral del funcionamiento articular y muscular del paciente, la fisioterapia termina siendo otro elemento más del deporte practicado. Transformándose a sí misma en un servicio que mejora la experiencia del paciente y por sobre todas las cosas preserva su salud física.