La acupuntura es una terapia de medicina alternativa que se remonta a los años 2.206-1.766 a.d.c. La leyenda cuenta que su origen se debe al Emperador Yu, fundador de la Dinastía Hsia. Después aparece dos Emperadores Fu-Shi y Wen, los que dan origen al Yin y Yang.

Mucho se ha escrito de la acupuntura, gran parte considerado como leyenda y mito (debido probablemente a su antigüedad de más de tres mil años), si embargo son ya mayoría los profesionales que lo consideran una rama más de la medicina (sobre todo en los países asiáticos) y en otros sitios como medicina alternativa curativa.

En definitiva, podemos decir que  la acupuntura es un método curativo eficaz para todo tipo de enfermedad. Eso sí, tenemos que tener siempre presente que la medicina convencional (“la medicina del hombre blanco”, como la llama jocosamente un buen amigo mío) trata de forma más eficaz que la acupuntura, las patologías realmente graves. Para las disfunciones más comunes y menos graves, la acupuntura es una herramienta a tener en cuenta entre nuestras opciones.

Como paracetamol es inocua y excelente aliada. 
Como regulador/equilibrador, fantástica.
Como relajante/desestresante, inmejorable.

Pero todo es mejorable, incluso la acupuntura con más de 2500 años de trayectoria. Según nuestra práctica clínica, con la técnica de restauración bioenergética, se ha dado un gran paso en la acupuntura no invasiva, sobre la cual encontrará más información en nuestra misma página, bajo la pestaña tratamientos.

Si la acupuntura lleva más de tres mil años viva… por algo será.

– (F. de los Ríos)