¿Sabías que la fisioterapia no solo se aplica cuando hay problemas de salud? En nuestro centro de Fisioterapia en Fuengirola creemos que es necesario aclarar este punto, ya que esta área no solo está centrada en el aspecto terapéutico, su intervención va más allá. El objetivo de este tipo de sesiones es buscar la prevención así como el mejoramiento de la calidad de vida de los mayores.

Cabe mencionar que la fisioterapia en la tercera edad está dirigida a aquellas personas que tienen 60 años o más. Debido a que en este rango de edad es donde inicia dicha etapa de la vida al que todos esperamos llegar en las mejores condiciones.

 

¿Cuál es la necesidad de la fisioterapia en la tercera edad?

Con la edad las personas van perdiendo movilidad y es por esto que la fisioterapia se hace muy necesaria en la vida de las personas de la tercera edad. La idea es mantener siempre cierto grado de movilidad e independencia, con lo cual los adultos mayores se sientan bien, porque son capaces de desenvolverse en el ambiente que viven sin inconvenientes.

Por esta razón, en fisioterapia Fuengirola resaltamos la importancia de los métodos fisioterapéuticos en esta etapa de la vida a la que todos deseamos llegar en las mejores condiciones. Además, no solo se trata de una terapia reparadora, sino que es válido extender la acción de esta especialidad, lo que hace que este grupo de edades obtengan los más amplios beneficios.

 

Beneficios de hacer fisioterapia durante la tercera edad

Este tipo de terapias en Fuengirola están enfocadas en promover los movimiento y la independencia para realizar las actividades básicas como levantarse de la cama, caminar, peinarse, ir al baño o comer. Para ello, se aplican ejercicios que promueven la amplitud de la fuerza, resistencia, relajación y de igual manera, ayudan al manejo del dolor.

Entre los principales efectos positivos de la fisioterapia para mayores mencionamos:

1. Prevención de enfermedades crónicas

Ideal para prevenir enfermedades como diabetes mellitus tipo 2 y osteoporosis. Esto es debido a que con el entrenamiento se crea resistencia muscular, lo cual aumenta el metabolismo en reposo, la masa libre de grasas así como el gasto calórico.

Por su parte, esto hace que la densidad ósea y la tolerancia a la glucosa mejore notablemente. Igualmente, es importante mencionar que se crea un efecto protector cardiovascular, con ello se reduce el riesgo de enfermedades cardiacas, coronarias, entre otras.

2. Combate la obesidad

Al agregarle fuerza al tejido conectivo combinado con la flexibilidad, hace que se reduzca la fragilidad así como la desaceleración del metabolismo en todos los adultos mayores. Con ello, la fisioterapia logra combatir la obesidad y el sobrepeso.

3. Mejora el estado de ánimo

En las sesiones de Fuengirola las personas de la tercera edad se ejercitan en ambientes agradables, siempre con el apoyo de un especialista que está animándolos y guiándolos. Además, con el ejercicio, vuelven a recuperar la autoestima y la capacidad de socializar, por tanto tiene el efecto de hacer desaparecer el estrés.